La herencia Rosario, una odisea de más de seis años a la que las autoridades buscan poner fin

Desde hace más de seis años, el abogado dominicano Jonny Portorreal mantiene a miles de personas de apellido Rosario esperanzadas en que cobrarán una millonaria herencia en euros, bajo una historia que al parecer llegará a su fin.

Se trata de la supuesta fortuna que hicieran a mediados del siglo 19 Jacinto Rosario y su padre, Celedonio, quienes presuntamente eran propietarios de una mina de oro en República Dominicana. Ambos habrían depositado el equivalente a $13 mil millones de euros en las bóvedas de un banco en Suiza y otro en España, dinero que ahora les correspondería a sus descendientes.

Para cobrar y repartir la fortuna de la que no existe ninguna prueba, Portorreal articuló un entramado junto a otros abogados, quienes se encargaron de ubicar a personas de apellido Rosario para informarles sobre la supuesta herencia y explicarle lo que debían hacer a fin de ser incluidos en la lista de beneficiarios.

Atrapados por la ignorancia, la mayoría de los contactados por los abogados se creyeron el cuento de que sus carencias económicas serían cosas del pasado y no dudaron en buscar todos los documentos que les solicitaron, además de dinero en efectivo, por cada persona, para iniciar el proceso.